Cómo debe realizarse la cata de un vinostorres

cataf2 La cata de un vino es un análisis sensorial, por lo tanto, se tratará de realizar mediante los sentidos un análisis visual, olfativo y gustativo.

ANÁLISIS VISUAL

•    Cómo se realizará: Se cogerá la copa por el pie o la base y se inclinará hacia delante. En esta posición, se observará atentamente el vino para estudiar sus características. Se mirará a través del vino y preferiblemente sobre un fondo blanco para evitar alteraciones en la percepción del color.
•    Información que nos aportará: El análisis visual nos dará información sobre el cuerpo, el método de elaboración empleado, la edad y el estado del vino.
•    Expresión de las sensaciones percibidas y reconocidas: Se trata de expresar la información recibida de un vino a través de un vocabulario específico. Es el gran problema al que se enfrentan la mayoría de los catadores aficionados, no saben como expresar lo que perciben.

Las características del vino que se describen durante el análisis visual son:

copa_pngLa intensidad de color:

 

 

 

 

Nos aportará información sobre el cuerpo del vino. Cuanto más intenso sea el color de un vino más cuerpo tendrá. En los vinos blancos el color será más pálido o más intenso. En los tintos se mesurará por su mayor o menor transparencia.
Los vinos blancos ganan intensidad con el paso del tiempo,

tonos-blancos


mientras que los vinos tintos pierden intensidad con el paso del tiempo.

tonos-tintos

copa_png La limpidez: Consiste en observar si el vino tiene o no partículas en suspensión. Al hablar de limpidez hay que diferenciar entre: la turbidez debida a una mala elaboración del vino y que se considerará un defecto del vino, y los depósitos que pueden sedimentar de forma natural a lo largo de su envejecimiento y que se separarán del vino facilmente mediante decantación. Para describir la limpidez de un vino podemos utilizar algunos de estos términos:
Brillante Transparente Cristalino Luminoso Reluciente Límpido
Apagado Sucio Turbio Velado Cenagoso Mate

copa_png El matiz o tonalidad: Nos informará sobre el grado de evolución del vino. El matiz estará influenciado por la edad del vino, pero además puede estarlo también por la variedad, el sistema de elaboración y la conservación.

 

Vinos Blancos Vinos Rosados Vinos Tintos
Incoloro Grisáceo Rojo violeta
Amarillo pálido Rosa pálido Rojo purpura
Amarillo verdoso Rosa violeta Rojo grosella
Amarillo limón Rosa frambuesa Ojo de perdiz
Amarillo paja Rosa fresa Rojo rubí
Amarillo dorado Rosa carmin Rojo sangre
Oro pálido Piel de cebolla Rojo granate
Dorado Rosa anaranjado Rojo cereza
Oro viejo Rosa albericoque Rojo carmin
Ambarino Rosa salmón Rojo bermellón
Cobrizo   Rojo teja
Parduzco   Rojo marrón
Caoba   Ocre
Marrón   Café

 

copa_png La fluidez:Hace referencia a la viscosidad que se observa al agitar el vino en la copa, aparece en forma de “lágrimas o piernas en el vino” que descienden por las paredes de la copa. Cuanto más gruesas y lentas desciendan menos fluido estará el vino. La viscosidad aumentará a mayor concentración de alcohol, glicerol o azúcares. El vocabulario a emplear para desribir esta característica del vino es:

 

Acuoso Fluido Sedoso Suave
Aterciopelado Oleaginoso Graso Siruposo

 

copa_png Presencia de Gas Carbónico: En la fermentación alcohólica el azúcar se transformará en alcohol, pero también se genera calor, aromas y gas carbónico. Una vez el vino está elaborado siempre queda en él una cantidad de gas carbónico. En función del tipo de elaboración la cantidad de carbónico será mayor o menor. El contenido de gas carbónico en los vinos de mayor a menor cantidad sería: Vinos espumosos, de aguja, blancos jóvenes, rosados, blancos fermentados en madera, tintos jóvenes y tintos más añejos